Volver a la Casa del Padre

Conocido por su obra de la Comunidad Emanuel, integrada por el Taller Protegido y la Escuela Especial Nº 23, el cura Juan Carlos Locatelli ha tenido en la comunidad un fértil arraigo desde que llegó por primera vez en 1975.

 
Volver a la Casa del Padre

El sacerdote católico Juan Carlos Locatelli, fundador de la Granja y el Hogar Protegido Emanuel en Gualeguaychú, murió a los 84 años en esta ciudad entrerriana. Había nacido en Rosario, el 12 de noviembre de 1929, y desde hace varios días su salud se había debilitado.


Su ministerio pastoral se destacó por su atención a las personas enfermas y con discapacidades mentales. Emanuel es considerada una obra modelo para jóvenes y adultos.


Llegó a Gualeguaychú en 1975, invitado por el entonces obispo diocesano monseñor Pedro Boxler. “Nunca había visto tanto verde, era una zona muy linda y me quedé”, había expresado el sacerdote, de 84 años, durante una entrevista realizada el año pasado por el sitio El Día de Entre Ríos.


En 1980, el sacerdote fundó Emanuel, un espacio para personas con problemas mentales. En un galpón cercano a la parroquia Sagrada Familia, abrió una escuela taller y luego un hogar con granja. Años más tarde empezó a funcionar una escuela primaria.


Además de su actividad parroquial, fue presidente del Círculo Italiano y del Club de Leones de Gualeguaychú. También se desempeñó como capellán de los Bomberos Voluntarios y del hospital zonal, y dictó clases de Etica y Psicología en el Instituto Sedes Sapientiae y en el seminario de la diócesis de Gualeguaychú. En noviembre de 2005 fue declarado ciudadano ilustre.


Por decisión del obispo Jorge Lozano los restos del padre Locatelli fueron velados en la catedral San José y sepultados en el Cementerio del Norte.


Fue muy buena persona el padre Locatelli. Ayudó mucho a los discapacitados y recorría el hospital visitando a los enfermos y fue un excelente director del taller Emanuel. Que en paz descanse padre”, escribió Luis Clapier, un vecino de Gualeguaychú, en su cuenta de Facebook.


En el reportaje mencionado, contó que se mudó a Santiago del Estero y que siempre había querido ingresar al Seminario. “Pero había dificultades económicas y no pude estudiar. En 1953, con 22 años, pude lograrlo y me ordené en 1960”, relató. Monseñor Boxler lo conoció en el hospital santiagueño donde daba misa y lo trajo a su diócesis de Gualeguaychú, a predicar en Basavilbaso y Villa Mantero.


Luego fue designado capellán del Hospital Centenario y responsable de la Capilla “La Sagrada Familia”. Al cumplir los 75 años regresó a Rosario para vivir con su familia. Luego, el obispo Lozano lo invitó a regresar. “Aquí estoy de nuevo, vivo en la Catedral y ayudo al Padre Mauricio dando misas”, señaló poco antes de morir.


Su último sueño fue crear un geriátrico para discapacitados mentales para lo cual donó una chacra de siete hectáreas pero no alcanzó a verlo funcionar.


FUENTE: www.clarin.com

 
 
  • NOMBRE luis
    fue una exselente persona con los chico discapacitado
  • NOMBRE luis
    fue una exselente persona con los chico discapacitado

COMENTÁ ESTA NOTA

Código de Validación