En medio de la prisa...

Una oración para quienes viven consumidos por el apuro.

 
En medio de la prisa...

Estoy viviendo muy de prisa, Señor,

no me detengo en nada.

Paso de una actividad a otra,


las circunstancias me van absorviendo 


Dicen que este es el mal del siglo,

pero no me gusta, Señor, vivir tan apurado.


Los días y las noches pasan presurosas

y creo que dejo de hacer cosas muy bellas.


Mi vida se desliza vertiginosa;

quiero detenerme y ver una puesta de sol

que tiñe de rojo el agua de la laguna,

o las nubes sobre las montañas.


Quiero encontrar tiempo para visitar a un enfermo

y darme tiempo para leer.


Sigo repitiendo: "No tengo tiempo."


Cuando veo el reloj, mi día ya pasó


y yo ni me di cuenta...


Dejo de disfrutar, de saborear la riqueza del momento.

No tengo tiempo para detenerme a ver la belleza de las flores,

las miradas tiernas de los niños, 

los pétalos finos de una rosa

y a los pájaros trinar.


Dame fuerzas, Señor,

para detener mi carrera.


Quiero sentir la paz para darla

a mis hermanos que, como yo, corren y corren.


Que comprendamos que sta vida es un perigrinar hacia Ti


y no una maratón hacia el vacío.


Dame, Señor, serenidad para vivir,

calma para poder amar a todos.

Sin prisas, sin atropellamientos.


Te ofrezco mi jornada de hoy, Señor

llénala de tu amor y serinidad


y que pueda trasmitirlo a quienes me rodean.


Amén.

 
 
  • DORA
    es verdad vivimos tan apurados que perdimos lo mas hermoso que es la flia el sol disfrutar un dia de lluvia ir a pasear tantas cosas que pena
  • alberto
    Realmente es una realidad como la vida sobretodo en la ciudad hace que perdamos la contemplacion de un paisaje, el dialogo sin prisa, la visita a un amigo o cualquier cosa que requiera un poco de nuestro tiempo.

COMENTÁ ESTA NOTA

Código de Validación