San Simeón

 

Nace cerca del año 400 en el pueblo de Sisan, cerca de Tarso, donde nació San Pablo. De pequeño se dedicaba a pastorear ovejas por los campos, pero en su corazón y en su mente su deseo de ser santo y ver al Padre en el cielo comenzó a crecer y cobrar mayor fuerza. A los 15 años entró a un monasterio, donde se dedicó a rezar intensamente y hacer extremas penitencias para la conversión de su alma, alejar las tentaciones y la conversión de las almas pecadoras.

Ante la extremidad de sus penitencias, el Abad le ordenó irse del monasterio por temor a que otros monjes también siguieran su ejemplo. El santo fue a vivir a una caverna donde permaneció hasta el final de sus días. Miles de feligreses acudían a visitar al santo, quien predicaba elocuentemente muchos sermones y homilías.

No comía sino una vez por semana, y la mayor parte del día y la noche la pasaba rezando. Murió el 5 de enero del año 459. Junto al sitio donde vivió se construyó un gran monasterio para monjes que deseaban hacer penitencia.

 
 

COMENTÁ ESTA NOTA

Código de Validación