Santos Nazario y Celso, mártires (-68)

 

Hijo de un caballero africano y de una señora romana que la Iglesia celebra como santa Gaudencia, Nazario fue bautizado por el papa San Lino. Por mandato de los presbíteros salió a predicar a Francia, donde bautizó a San Celso, que luego fue compañero durante el resto de su vida. Predicó en Tréveris, ciudad en la que fue arrestado, junto con Celso, y arrojados al río Mosela. Sin embargo pudieron salvarse y se dirigieron a predicar por diversas ciudades de Italia hasta llegar a Milán, donde fueron encarcelados y, por orden de Nerón, degollados en la plaza mayor de la ciudad, el año 68.


 
 

COMENTÁ ESTA NOTA

Código de Validación